Seleccionar página

Consideraciones del PDS

PDS Symetrix

Creo que usar un PDS de buena calidad es preferible a tener todos los componentes como piezas análogas separadas. Hay discusiones sobre la superioridad del sonido analógico. Creo que dadas todas las pérdidas incurridas por los cables y conectores requeridos entre las piezas, la posibilidad de zumbido y ruido entre esas piezas, la posibilidad de errores en la estructura de ganancia, la gran cantidad de equipo requerido y el [mayor] costo de equipo analógico de calidad necesario para hacer el trabajo de un buen PDS, una solución totalmente analógica es muy poco práctico.

Un PDS de alta calidad proporcionará una mejor solución general con menos posibilidades de error, menor costo, menor nivel de ruido y una mayor flexibilidad y consistencia gracias a su capacidad para recuperar configuraciones. Incluso si pudieras tener un equipo analógico perfectamente configurado, si se golpea una perilla, o un potenciómetro comienza a fallar, o una conexión de cable se afloja, toda la cadena de señal se ve comprometida y tienes un gran problema por delante para resolver. Después de eso, casi no hay posibilidad de que vuelva a ser exactamente lo que debería ser sin una recalibración completa de todo el sistema. Con un PDS, hay mucho menos que puede fallar y la configuración se puede guardar tanto en la unidad como en la computadora.

Si el PDS falla, el lado negativo es que todo el sistema está inactivo, pero el lado positivo es que la configuración idéntica se puede cargar en una unidad nueva en minutos. Con un PDS integrado a los amplificadores, obtendrá la ventaja de PDS consistente con la redundancia de procesamiento múltiple, por lo que si pierde un amplificador, todavía tiene un sistema parcialmente funcional. Con múltiples amplificadores equipados con PDS, los amplificadores se pueden reasignar y las configuraciones alternativas se pueden cargar en minutos, volviendo a poner los componentes críticos del sistema en acción y protegiéndolos adecuadamente para que el espectáculo pueda continuar.

Por lo tanto, si los amplis tienen PDS tienes lo que es, en mi opinión, la mejor solución general. Añadiré una advertencia: el amplificador y su PDS deben ser de alta calidad. Powersoft es de muy alta calidad, pero muchas personas han basado sus opiniones sobre componentes digitales basados en la experiencia con equipos baratos e inferiores, razón por la cual algunas personas tienen una opinión negativa sobre los procesadores digitales.

Y en lo que respecta a los convertidores de analógico a digital, un PDS de alta calidad tiene que tener un convertidor A a D de alta calidad. Complementarlo para un convertidor A-D adicional agrega un costo que podría ser mejor aprovechado yendo a un mejor PDS que ya tenga mejores convertidores A-D. Cuando discutes por algo tan quisquilloso como los convertidores AD, debes haber ensamblado ya el mejor conjunto posible de componentes, incluidos los altavoces y amplificadores de la calidad más alta (con respaldos) para poder reconocer y tomar ventaja de los beneficios que ese tipo de cambio podría ofrecer.

Preferiría tener dos PDS idénticos, uno como reserva o como PDS para amplificadores de repuesto, que los mejores convertidores A-D del mundo o analizadores analógicos. Con la configuración adecuada en un PDS de buena calidad, los problemas de los altavoces se pueden eliminar esencialmente. Los transductores de los altavoces son componentes pasivos y, salvo defectos, no fallarán a menos que sean dañados por la aplicación inadecuada de energía o por algún abuso físico. Los amplificadores y el PDS tienen más posibilidades potenciales de falla y, sin embargo, en general son muy confiables. Al igual que las colisiones aéreas y los accidentes automovilísticos, la mayoría de las fallas de los altavoces son causadas por un error del operador. Muchas veces, el único error que comete el operador es creer las especificaciones de aguante de potencia que dice el fabricante del altavoz, lo que conduce a un error en la comprensión de las limitaciones de los componentes del altavoz.

Tener un PDS apropiado y ajustado correctamente para tus altavoces específicos es el factor más importante a considerar para garantizar su confiabilidad. Los detalles acerca de cuán buenos son los convertidores A-D o si suena mejor el análogo son puntos válidos para considerar, pero para aquellas personas cuyo negocio es proporcionar sonido, la confiabilidad, la consistencia y la calidad deben considerarse en ese orden. Todos son igualmente importantes, pero una falla de la primera hace que todas las otras consideraciones sean discutibles.

0 comentarios

Enviar un comentario