Seleccionar página

RIDE Austin, TX

Ene 23, 2016

Trayendo el estruendo para los ciclistas

Austin y Houston, TX – RIDE Indoor Cycling ha estado revigorizando el ejercicio en todo Texas con ejercicios grupales en bicicleta estacionaria que ayudan a los clientes a trabajar más duro de lo que nunca hubieran imaginado, ayudándolos a alcanzar y superar sus objetivos de condición física. «Nuestro concepto es realizar clases grupales de ejercicios en una sala que reproduzca una experiencia tipo club a través de una combinación de iluminación y sonido», dice Timothy Dowling, copropietario de RIDE. «Combinamos estos elementos con el poder y el carisma de nuestros instructores para lograr que las personas trabajen más de lo que nunca trabajarían por sí mismas, a la vez que lo hacen lo suficientemente agradable como para que quieran regresar». Para lograr el poder y la claridad requeridos para bombear la sangre, Dowling recurrió al fabricante de altavoces premium BASSBOSS para diseñar sistemas para sus tres ubicaciones nuevas, una en Austin y dos en Houston.
El Club Viene al Gimnasio
«Había escuchado por primera vez sobre BASSBOSS a través de algunos de los clubes nocturnos de Austin que usan su equipo», dice Dowling. Se comunicó con el presidente de BASSBOSS, David Lee, sobre el diseño de un sistema BASSBOSS que se ajustaría a las necesidades de RIDE. «Necesitábamos algo que no solo sonaba genial, sino que era 100% confiable incluso bajo un uso diario intenso, y nos dimos cuenta de que BASSBOSS era la solución perfecta», explica Dowling. También quería asegurarse de que los ciclistas oyeran el mismo audio prístino en cualquier lugar donde se colocaran sus bicicletas. «La cobertura es realmente clave porque las personas están estacionarias en las bicicletas, por lo que debemos asegurarnos de que la música y la voz del instructor se escuchen alto y claro en cualquier punto de la sala».
Diseñando una Experiencia
Para la primera de las tres ubicaciones, Lee eligió cuatro altavoces BASSBOSS DV8 MicroMain Amplificados. Conocidos por su cobertura horizontal ultra amplia y amplio rango de frecuencia, fueron la opción perfecta para una habitación que no podía acomodar un subwoofer debido a la proximidad de los vecinos. «Con un amplificador 1500 W Clase D Powersoft integrado en cada altavoz y un diseño único que maximiza la respuesta de baja frecuencia, sabía que el DV8 MicroMain podría ofrecer el sonido de discoteca que RIDE perseguía, incluso sin un subwoofer», dice Lee.

Para las otras dos ubicaciones, Lee diseñó un sistema que presentaba seis altavoces BASSBOSS SV8 MicroMain Amplificados y un subwoofer personalizado con alimentación con dos drivers de 12″. «Aunque el SV8 tiene un parlante de 8″, ofrece la respuesta y la salida de los parlantes de 12″ de otros fabricantes», dice Lee. «Esto nos permitió lograr un alto más nítido y autoritario mientras trabajamos dentro de las limitaciones de espacio de una sala de ejercicios grupales». Lee completó el sistema con un subwoofer diseñado a la medida para un sonido potente y equilibrado con espectro completo. «El subwoofer está incorporado dentro de un gabinete que también sirve como el podio del instructor, y aloja los receptores de micrófonos inalámbricos y los controles electrónicos de iluminación, lo que hace que la instalación sea muy limpia y elegante.» Como todos los altavoces BASSBOSS, el SV8 MicroMain y el sub Podio de doble 12″ son activos, lo que garantiza una operación a prueba de todo y elimina la necesidad de un rack de amplificadores.

Lee también especificó un controlador Symetrix Prism 8×8 en cada una de las 3 ubicaciones y lo programó para que el personal y los instructores de RIDE lo puedan conectar fácilmente. «Encontrar una solución directa para administrar micrófonos en vivo con volúmenes de clubes fue fundamental, así que nos alegramos de que David también pudiera resolver ese problema para nosotros», dice Dowling.

Sonido que se adapta
Desde las instalaciones, los sistemas de sonido BASSBOSS de RIDE han tenido un impacto inmediato en todos los que entran en una de sus clases grupales de ejercicios. «Constantemente recibimos comentarios de nuestros miembros de que es el mejor sonido que hayan escuchado en un entorno de ejercicio», dice Dowling. Los sistemas también han demostrado ser tan confiables como esperaba Dowling. «Los altavoces BASSBOSS son increíblemente fiables, nunca pierden el ritmo, por lo que nunca se pierden una clase.»

Como RIDE ha puesto un gran esfuerzo en la estética del diseño de sus estudios (hasta la iluminación inspirada por Dan Flavin), Dowling también aprecia cómo el sonido prístino de sus altavoces BASSBOSS complementa la visión de RIDE. «Necesitábamos un sonido que encajara perfectamente con nuestra vibra, y BASSBOSS fue absolutamente la elección correcta», dice Dowling. «Incluso la apariencia física de los altavoces funciona perfectamente en el espacio. Nos encanta su elegante estética industrial «.

Para RIDE, la verdadera medida del éxito radica en su capacidad para proporcionar entrenamientos estimulantes a sus miembros, y al trabajar con Lee y BASSBOSS ahora pueden hacerlo mejor que nunca. «El signo de un buen entrenamiento es uno que hace que quieras volver», dice Dowling. «Se quedan con eso, vuelven una y otra vez, y eso lo dice todo.»